prueba locicima XD

Hay un lado oscuro en la web: un conjunto de sitios que están siendo usados por los criminales como soporte para sus actividades ilícitas. Recibe varios nombres: darknet, dark web, internet oscura o internet oculta.

La internet oscura adquirió fama en el 2013, cuando se descubrió que, en uno de sus resquicios, existía una tienda que vendía narcóticos, armas, pornografía infantil e, incluso, servicios de asesinos profesionales. Se llamaba Silk Road o ‘Ruta de la seda’, en español. Cayó como resultado de un operativo del FBI. El escabroso descubrimiento visibilizó la gestación de un inframundo en la web, un paraíso para los criminales, donde podían llevar a cabo sus fechorías con facilidad, sin ser detectados por las autoridades.

Un estudio de la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) reveló que cuatro de cada cinco visitas (80 por ciento) al territorio oculto de la red se relacionan con portales de contenido pedófilo.

Las visitas restantes se dirigen a sitios enfocados en drogas, contrabando, cibercrimen, armas, entre otros. Llegar a la zona más oscura es difícil para los usuarios del común. Portales a semejanza de Silk Road han proliferado en los últimos años. Las direcciones de los sitios usados por los criminales son difíciles de obtener. Por lo general, son compartidas entre personas que están involucradas con grupos al margen de la ley y no se distribuyen de forma pública.

 escribir novela

Estas direcciones se caracterizan por concluir con el sufijo ‘.onion’, en lugar de ‘.com’ o ‘.net’. Algunas entidades han intentado enlistar y categorizar los sitios de la web oscura, pero ha resultado ser un esfuerzo vano, pues la mayoría de vínculos pierden validez en el corto plazo.

Se estima que la web profunda recibe unos 2 millones de visitas de todo el mundo a diario. En Colombia aún no es muy usada. El canadiense Eric Jardine, investigador del Centro de Innovación para la Gobernanza Internacional afirma que, desde el país, se reportaron 11 millones de instancias, para un promedio de 916.000 al mes y 30.000 diarias. “No es demasiado, si se compara con el contexto internacional, pero supuso un salto significativo con respecto a años anteriores, cuando apenas se registraba actividad en aquel ámbito de lo virtual”, explica.

Uno de los factores que impulsó el uso de la web oscura en los últimos años fueron las revelaciones de Edward Snowden, relacionadas con la vigilancia de la Agencia Nacional de Seguridad de Los Estados Unidos a diversos niveles y actores de la sociedad. Ello avivó el interés de los ciudadanos por proteger su información.

La web oscura es una de las tres partes en las que se ha dividido el universo virtual, como lo explica Jardine a Tecnósfera: “La primera capa de la web, o superficial, es aquella donde los usuarios consumen la mayor parte de su tiempo. Es una porción pequeña del entramado de sitios existente; incluye todo lo que es accesible por motores de búsqueda como Google o Yahoo”.

Después encontramos la web profunda, que es 500 veces más grande que la internet superficial. Incluye el trasfondo de sitios de banca electrónica, de muros de pago y los sistemas de intranet de las empresas. Por último nos topamos con la web oscura -una suerte de subdivisión de la web profunda-. Está compuesta por entre 30.000 y 80.000 sitios. Lo que define esta capa es que todo lo alojado ahí se navega de forma anónima y sus contenidos son de cuestionable legalidad”, añade.

Artículo completo en el siguiente enlace: http://www.eltiempo.com/tecnosfera/novedades-tecnologia/que-es-deep-web/16504411

Anuncios