maitena-autoretrato

Soy una mujer, soltera. Y sí, no tengo a nadie más que a mí doña Juanita.

Pero ¡no!, no se alarme. ¡GRACIAS! no es necesario que volteé a San Antonio de cabeza ni que me ande recomendando con nadie.

Que simpático su nieto pero no me interesa. Estoy bien así.

Sí, es cierto, mi hermana esta felizmente casada pero yo ¿para cuando? (respiro profundo, 1, 2, 3…7, 0… 2mil).

Exacto, esa pregunta incomoda, y tu ¿para cuando?

…incomoda, porque es difícil explicarle a una mujer de la tercera edad que ser una mujer joven y soltera es lo de hoy. Que no tengo planes de boda, que si salgo con alguien es pasajero y que el vestido blanco y el mole (receta familiar) será para quien le apetezca pero no para mí. Pero bueno no intentes responder amablemente que luego te vienen con otras frases que hacen estallar a cualquiera.

¿Que el trabajo ni los estudios me darán la felicidad? ¿Que necesito un hombre a mi lado para que me cuide?… Ok, entiendo que “en sus tiempos” fuera mal visto y por ello me vea como una Solterona Mexicana. Pero no imagina lo complicado que es no ser grosera ante esa pregunta incomoda.

Fuente: https://neosolteraenproceso.wordpress.com/2015/11/20/nunca-falta-la-pregunta-incomoda/#more-78

Anuncios