y yo

Algunos toman a Carmen Alborch como la creadora del termino Neosolterismo, en su obra Solas: gozo y sombras de una manera de vivir y que lo define como un “nuevo” estado civil por convicción de la persona cuya prioridad es el éxito profesional y económico, mas no el sentimental, es decir el de tener noviazgo o pareja estable. Ella como muchas otras y me incluyo, sabe que la soledad es disfrutable y que los paradigmas femeninos donde la mayor satisfacción la da una familia con marido e hijos incluidos, quizás un perro, un perico, dos peces y una casa propia no son para todas.

Y no digo que sea malo tener esas aspiraciones, tengo amigas con hijos, casadas, con relaciones estables, y que comprueban que lo uno no esta peleado con lo otro. Que puedes buscar el éxito profesional y también el ideal de casarse teniéndolo TODO y no esta mal (cada una sabe que representa su todo).

Por mi parte, las relaciones estables no son lo mío. Aunque me canse de oír frases como:

“Nunca digas de esta agua no he de beber” , “Un día llegara la persona de tu vida”, “No seas tan independiente, los asustas”, ” Y tú, ¿para cuando?…

Con ganas de ahorcar a la pobre vecina que se acerca a saludarme cuando voy a casa de mis padres, o a mi tía que nada goza más que ser abuela. Pero bueno si antes se asustaban porque una mujer usara pantalones o pensará en ir a la Universidad, con el tiempo dejaran de ver extraño a una mujer viviendo feliz consigo misma y sin novio, marido, o ex esposo que le ladre…

Así que doña Clarita, no se preocupe por mí que si me salta la prima o la sobrina con la boda, o si tanto estudiar o trabajar me impiden ver lo guapo que esta el sobrino de doña Sofí. Finalmente yo lo decidí, sepa usted que “Toda mujer tiene exactamente la vida amorosa que desea” (The Wedding date, 2005)

Fuente: https://neosolteraenproceso.wordpress.com/2015/09/11/neosolteros-somo-para-existir-o-existimos-para-ser/

Anuncios