Etiquetas

, , , ,

cuidar a los niños en redes sociales

La verdad, nunca antes se me ocurrió entrar en una red social a inicios de mi adolescencia. No me interesaba tanto y además estaba con otras cosas en mi cabeza y creía que no tendría tiempo de estar en varios foros al mismo tiempo.

Pero un buen día, una amiga me invitó en Orkut y me dí cuenta de que había que estar registrado para poder acceder. Al principio no me animaba, y después me inscribí para ver qué era Orkut. Al principio solo entraba muy pocas veces, hasta que empecé a tomarle el juego y comencé a hacer nuevas amistades, conocer gente como yo e intercambiar opiniones sobre algún tema.

Años después, probé con otras redes sociales como Facebook, Twitter, Google + y muchos otros. A veces recibía tantas solicitudes que tuve que eliminar alguna que otra cuenta. Orkut dejé de usar hace añares y ahora uso el Facebook. Uno va emigrando de comunidad en comunidad y, una vez dentro de las Redes Sociales, es difícil salir de ellas.

Pasado un tiempo en las Redes Sociales, encontré personas que se dedican a perjudicar a la gente, hablando mal de alguien, trolleando sus posteos y creando perfiles falsos solo con el motivo de dañar a otros usuarios. Luego de reflexionar un poco, me di cuenta de que las redes sociales son también como una amenaza a la privacidad y también podés quedar mal parado/a porque alguien habló muy mal de uno. Bueno, debo confesar que eso me asustó, porque si alguien se hacía pasar por mí en facebook o en alguna otra red social y empezaba a postear barbaridades… o que alguien me tratara como la peor persona de todos y empiece a recibir ofensas en mi mail que me marquen para siempre… ¿A qué no saben cuantas personas viven con ese temor todos los días, desde que entraron en las redes sociales?

Bueno, no digo que no entren en ellas, porque para mí es una oportunidad de encontrar personas de sus mismas ideas, opiniones y hasta se puede hacer muchos amigos. Pero están los mentirosos, desubicados… ¡¡¡Hay de todo!!! Por eso, hay que tener cuidado con las redes sociales, porque sin que uno se dé cuenta, puede convertirse en un arma de doble filo.

Ademas, es como un vicio. Una vez que uno entra, ya no puede salir más de ahí. No digo esto para que nadie se registre en una red social, sino para que la gente tenga cuidado por lo que pone o por lo que dice. También hay que aprender a manejar las nuevas tecnologías, en especial los jóvenes. Hay que tener cuidado por lo que se dice o se hace.

En fin, dejaré este mensaje para que opinen por ustedes mismos. Las redes sociales, en resumen, me ayudaron muchísimo porque encontré muchas personas como yo, personas de otros países y que tienen muchas cosas en común. Con esto, es como que las distancias se acortaron, y lo digo en serio.

 

Anuncios