Antropólogo: Gustan de observar sin juzgar. Establecen empatía con otros con toda facilidad. Tienen la habilidad de descubrir lo que ya estaba ahí pero nadie había notado. Disfrutan de hablar con otros y saben generar preguntas que les permiten revelar la postura de aquellos a quienes están estudiando.

Arquitecto de experiencias: Son expertos en crear encuentros positivos con su organización a través de productos, servicios, interacciones digitales, eventos o espacios. Tienen un olfato desarrollado para lo que es auténtico y lo utilizan en sus diseños. Con frecuencia apelan al espíritu de coleccionista de experiencias de los usuarios y crean la motivación en ellos para probar todos los ofrecimientos de la organización.

Escenógrafo: Consideran que el espacio físico con frecuencia define las posibilidades de innovación y desarrollo de una organización. Son sensibles a las emociones que un espacio debe generar y lo diseñan para promover bienestar y productividad. Saben que si algo debe hacerse, debe localizarse en un punto que no se pueda evitar.

Colaborador: Aglutinan a la gente para lograr que se haga la tarea. Son proactivos en el proceso de reunir personas de diferentes disciplinas y áreas de la organización para enfocarse en el proyecto. Al trabajar en equipo, generalmente ejercen liderazgo desde el medio, usando sus habilidades diplomáticas para prevenir conflictos y para mantener la motivación.

Cuentacuentos: Saben que una buena historia puede generar motivación, transformar valores, potenciar la colaboración… y saben que es importante tener claro el objetivo a lograr antes de contarla. Saben que las historias desatan emociones que permiten explorar temáticas controvertidas o incómodas, además de que facilitan dar orden al caos.

Director: Tienen la habilidad de dar el papel protagónico a otros. Les encanta encontrar nuevos proyectos y consideran que la química entre los miembros del equipo es fundamental. Saben que habrá dificultades a lo largo del camino y están listos para enfrentarlas.

Cuidador: Su característica principal es la empatía: tienen un interés genuino por el usuario y cuidan que su experiencia sea siempre positiva. Son curadores de la oferta de la organización, haciendo comprensible cuáles son las opciones y ventajas presentadas, por lo que el usuario se siente tranquilo y en control.

Experimentador: Son curiosos, trabajadores y están abiertos a lo que la serendipia pueda traer. Disfrutan haciendo prototipos y saben que hay que hacerlos baratos y burdos al principio para no casarse con una idea específica. No tienen miedo de romper las reglas establecidas y aprecian el input de niños y adolescentes en sus proyectos.

Polinizador: Establecen relaciones entre ideas o dominios lejanos. Toman su nombre de las abejas que al visitar diferentes flores polinizan plantas que pueden tener una gran separación entre ellas. Generalmente les gusta viajar, conocer culturas muy diversas, relacionarse de manera multidisciplinaria y participar en proyectos diversos.

Saltador de obstáculos: Son muy perseverantes y no hay obstáculo que no sepan sortear. Ante situaciones de estrés no se llenan de pánico: actúan. Con frecuencia no hacen caso de la autoridad que les indica que “se limite a hacer su trabajo” y le “dan la vuelta” a la burocracia. No se amedrentan con los fracasos que enfrentan: su motor interno los lleva a seguir intentando hasta tener éxito.

Fuente: curso online “ser más creativos” de coursera (www.coursera.org)

Anuncios