Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

“El afán de perfección hace a algunas personas totalmente insoportables” Esta frase lo dijo Peral S. Buck, una novelista estadounidense . Estoy muy de acuerdo con esta frase, pero más lo estoy con ésta, que dice: “El hombre todo lo perfecciona en torno suyo; lo que no hace es perfeccionarse a sí mismo” de un escritor francés llamado Jean Baptiste Alphonse Karr . Escribo esto porque son frases de las que concuerdo claramente: es insoportable estar con personas perfeccionistas, que de tan perfectos se creen que ya de por sí tienen una imperfección, que es el de viciarse con lo perfecto. “Un hombre sin defectos es un tonto o un hipócrita del que debemos desconfiar” es otra frase más, cuyo autor no conozco, de la que también estoy de acuerdo. Por más disfraces o caretas que utilizamos, los defectos nunca dejarán de perseguirnos. Y si aparece alguien que aparenta ser perfecto, ese alguien posee un espíritu débil que teme enfrentarse al mundo, por lo cual no tiene otra opción que el de estar dentro del cuerpo de un creído perfeccionista y engreído. En este caso, nos queda una sola pregunta: ¿Existe la perfección?

Hace tiempo atrás, las personas idealizaron la idea de que deben existir seres perfectos, capaces de vivir largamente, de no enfermarse y de no dejarse llevar por las emociones. Con esto se construyó también la idea del hombre perfecto, creando así un cuerpo perfecto y una mente perfecta. ¿Y saben cuáles fueron las consecuencias que acarreó la imagen de la perfección? Guerras, discriminaciones y rechazos hacia lo diferente, o sea lo “imperfecto”. Hoy en día, todavía se sigue sosteniendo que, teniendo tal figura o actuando de tal manera en una situación, es ser, en pocas palabras, perfecto. Para algunos, el único ser perfecto es Dios. Para otros, los ángeles. Esto es en el ámbito religioso y espiritual. Para los que no creen en eso, la perfección proviene de personas que todo le sale bien y que, aparte de eso, tienen buen físico. Y, para unos pocos, la perfección no existe. Pero… ¿Existe o no la perfección? Y mientras sigo pensando en eso, encuentro más pruebas de que la perfección absoluta no existe. Aquel que exige a otros que sean perfectos sin verse sus propios errores, es la persona más imperfecta que pueda existir. Por lo tanto, podría decirse que la perfección no es el de ver el lado malo de los demás, ni tampoco el de generalizar a ciertos grupos en una misma temática, dado que somos individuos únicos y cada uno tiene su propia personalidad. Pero, a pesar de las pruebas, yo creo que debería existir algún tipo de perfección, porque de alguna manera alguien tuvo que sacar de algún lado el concepto de la perfección. No existe una definición clara de lo que es la perfección. Y tampoco no existen palabras para describir cómo se siente el estar con personas “perfectas”, que en realidad son puros perfeccionistas que creen que el mundo se derrumbará si algo les sale mal o es algo fuera de lo común, aunque sea que se les rompa la uña del dedo meñique del pie. Y así como no existe aquella definición que defina lo que es la perfección, tampoco se debe creer que existan personas sin defectos. Todos lo tienen, solo que muy pocos son lo bastante valientes como para reconocer sus propios defectos y corregirlos.

4db3b-picasso3

En resumen, si existiera una definición a esta palabra, creo que la correcta sería ésta: La perfección es el de aceptar que somos seres con defectos, tratar de corregirlos y de hacer ver a otros que también los tienen, para que todos corrijan sus propios errores y traten de no cometerlos la próxima vez que estén en una misma situación en que les llevó a equivocarse. En pocas palabras, la perfección es aprender de nuestros errores. De otra forma, la respuesta a la pregunta de si existe la perfección sería que no, porque no muchos quieren admitir sus errores y se dedican la vida a criticar y dañar a su prójimo haciéndole ver una y otra vez aquellas características que consideran “defectuosas”. Y luego se preguntan el porqué el mundo está como está. Es todo por querer ser perfectos de una manera nada correcta.

Anuncios