Etiquetas

, , , , , , ,

El artista más reconocido en el ámbito de la escultura paraguaya fue Hugo Pistilli, catalogado por muchos críticos como “El poeta del metal” por sus figuras llenas de sentimientos humanos hechos por pedazos de hierro fundido. Aunque experimentó otros tipos de arte, la escultura fue el que más lo ha caracterizado, tanto en vida como en muerte. En palabras de Pistilli, manifiesta su pensamiento de esta manera: “Por la ductilidad del hierro es que lo tengo como material favorito, pues manteniendo su fuerza de noble metal se completa con la espiritualidad que uno le imprime”

Breve reseña biográfica

Fue pintor y escultor, pero se destacó más por sus esculturas que por sus pinturas. Nació en Asunción el 18 de diciembre de 1940.

Inició su carrera artística en la Escuela de Bellas Artes, donde tiempo después se desempeñó como profesor de escultura. En 1970 hace su primera exposición y sus trabajos ya pasaron por los estadios de la escultura moderna.

El primero en llamarlo “El poeta de metal” fue José Luis Appleyard. Todo porque Pistilli logró, con unas frías barras de hierro, moldearlos en ágiles diseños, comúnmente líricos y llenos de sentimientos y emociones.

Con 33 exposiciones en el país, más un gran reconocimiento en el ámbito de la escultura moderna, Hugo Pistilli falleció en Asunción en el año 2006, dejando como legado sus obras de hierro, distribuidas en diferentes sitios del país. Un claro ejemplo de sus obras se encuentran en la Parroquia San Rafael, donde moldeó figuras de santos, ángeles y vírgenes de una manera muy original en comparación a otros artistas que trabajaron para las obras de distintas iglesias, parroquias y catedrales.

Esculturas de temática religiosas

Durante su carrera artística, Hugo Pistilli realizó diversas esculturas para espacios públicos. Las más conocidas son sus esculturas de temática religiosa, destinadas a iglesias católicas de Asunción.

Las más conocidas son “Salvador del mundo”, que se encuentra en una iglesia con el mismo nombre, y “Sagrario”, que está en la iglesia María Auxiliadora. Pero en donde realizó más trabajos fue en la Parroquia San Rafael, que son una colección escultórica hecha especialmente para portales y ventanales. A la entrada, tanto los creyentes como los no creyentes se quedan impresionados por el gran portal hecha con figuras de hierro de aproximadamente 3 x 4,80 metros, en donde son representados los tres arcángeles principales: San Miguel, San Gabriel y San Rafael.

Dentro de la parroquia se aprecian mejor los ventanales, donde son representados más ángeles, vírgenes, santos y algún que otro pasaje bíblico, todos con el mismo estilo característico de Pistilli. Por lo tanto, solo queda dar una vuelta por la zona para apreciar la obra de un artista brillante que, incluso después de su muerte, impresiona a muchas personas.

Anuncios