Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Antecedentes del arte paraguayo

Comparado con otros países que desarrollaron nuevas manifestaciones de arte, el Paraguay de finales del siglo XIX y principios del XX no siguió ese mismo camino. Por mucho tiempo el arte paraguayo quedó estancado a causa de los problemas nacionales que padecía en esos momentos. Pero, a pesar de los problemas que tenía el país, igual tuvo sus representantes artísticos y, de alguna manera, fue desarrollando su propio estilo de arte.

El impresionismo en la década del 10

Dado que el país fue gravemente afectado por la Guerra de la Triple Alianza, su cultura es interrumpida bruscamente. La población masculina disminuyó, dejando a un centenar de mujeres y niños que a su pesar tuvieron que reconstruir el país. Con esto, se cortó el proceso de crecimiento de ciertas prácticas visuales que fueron desarrolladas durante la Colonia y el siglo XIX. Así, la cultura paraguaya pasa a depender de la rioplatense, que a su vez se veía influenciada por Francia e Italia. De esa forma, se incorpora en el arte paraguayo algunas técnicas del impresionismo traídas por los primeros becarios del Paraguay.

Manifestaciones artísticas de la década del 20

Los representantes de esta década fueron Julián de la Herrería (en el ámbito de la pintura y la cerámica) y Juan I. Sorazábal (en el ámbito del género caricaturesco). Ambos, a su manera, contribuyeron a la formación artística del país, trayendo nuevos planteamientos y nuevos estilos diferentes a los artistas de la década anterior.

Representantes principales de la década del 30

El crecimiento de las artes en esta década no proviene de un desarrollo propio del quehacer artístico sino que llega súbitamente del exterior. Aunque en esta década hubo importantes conmociones y cambios en la historia paraguaya (como la Guerra del Chaco y el cambio de gobierno liberal a colorado), el arte paraguayo aún seguía con las mismas formas de los primeros años del siglo XX. Sin embargo, en esta década, hubo tres representantes artísticos que contribuyeron al desarrollo de la cultura artística del país: Bestard, Bandurek y Guevara.

Década del 40 y los nuevos grupos de artistas

En esta década, el género fundamental sigue siendo el pictórico, aún en el ámbito naturalista. Sin embargo, empiezan a formarse nuevos elementos, mostrándose así una mayor preocupación por los aspectos formales y los temas dramáticos. La presencia de Bandurek y Bestard se afirman, junto con el surgimiento de nuevos artistas como Luis Toranzos, Edith Jiménez, Alicia Bravard, Montserrat Solé y otros. Con esto, se forman por primera vez artistas en el país. Algunos de ellos cobraron mayor importancia en la década siguiente.

Década del 50 y las nuevas concepciones artísticas

Al final de la primera mitad del siglo XX, sucedieron un montón de cambios sociopolíticos en el país y en el mundo. Con esto, el arte paraguayo va tomando un nuevo rumbo, tratando de alejarse del academicismo para ser influenciado por las nuevas corrientes latinoamericanas, especialmente del arte brasilero y la rioplatense. Con esto, se incorpora elementos de los movimientos europeos de comienzos del siglo, como el expresionismo y el cubismo. También se producen las primeras manifestaciones de escultura contemporánea y surge la xilografía.

El informalismo y las nuevas corrientes artísticas de los 60

Los años 60 fue una época de grandes cambios, ya sea en lo ideológico y en lo social. En casi toda Latinoamérica hubo una necesidad de “modernizarse” y de “estar al día”. Esto incluye también al Paraguay que, luego de un intento de modernizar el arte, empieza a profundizar conquistas iniciadas a finales de la primera mitad del siglo XX. En esta década, se realizaron las primeras experiencias abstractas y el arte ingenuo, dos corrientes artísticas que fueron consecuencia de la apertura lograda por las exposiciones del Grupo Arte Nuevo. Si bien, el grupo no logró un cambio masivo en el gusto artístico del público, sí alentó a la búsqueda y a las experiencias renovadoras.

La solidez artística y el boom económico de los 70

Con la construcción de una represa hidroeléctrica llamada ITAIPU (1975-7982), se genera un boom económico que abre posibilidades de mercado en todos los ámbitos. De esta manera, se promovió la profesionalización de los artistas, incrementándose la producción estética y la especialización técnica. Por lo tanto, en la década del 70, se vuelve a ajustar muchos de los dispersos elementos de la anterior y se buscan solucionar conflictos que se habían planteado en las mismas. Aparece un gran puñado de artistas que, si bien, algunos ya trabajaron en la década anterior, recién en esta década tuvieron mayor relevancia en el ámbito artístico. Así vuelven a afianzarse técnicas desarrolladas años atrás, como la pintura y el grabado. Pero también se afianzan otros estilos de arte no tan valorizados, como el dibujo y el grabado.

Década del 80 y los avances artísticos a finales de la dictadura

La década del ochenta fue una década muy significativa para el país. Por un lado, la dictadura stronista estaba en decadencia y ya se escuchaban los gritos de la libertad de expresión. Por otro lado, gracias al avance de la tecnología, los artistas desarrollaron nuevas formas de arte que aún no eran tan valorizadas en el Paraguay, pero que poco a poco encontraron un espacio para mostrarse como es debido. Por lo tanto, en la década del ochenta aparecieron nuevos artistas con nuevas formas de hacer arte, así como también los artistas de otras décadas siguieron con sus estilos o experimentaron con otros estilos artísticos. Pero, como en décadas anteriores, la pintura aún siguió siendo la preferida por una gran cantidad de artistas conocidos y nóveles.

Las nuevas formas contemporáneas de la década del 90.

Derrocada la dictadura militar en el año 1989, el Paraguay ingresaba al orden democrático; situación que inició todo un proceso de modificación y aggiornamento integral de lo político, lo social, lo cultural y lo económico a lo largo de la década finisecular y la primera del siglo XXI. En la última década del siglo XX, y a un paso del tercer milenio, el arte paraguayo dio grandes avances en comparación con décadas anteriores. De esta forma, fue acercándose poco a poco a los niveles expresivos que otros países ya habían desarrollado anteriormente.

La era digital, la globalización y el arte en la década del 2000

Después de que la mayoría de las personas hayan pasado el susto del fin del mundo, el arte tomó nuevas formas y también empezaron a valorarse las clásicas formas de generar arte. Y en el Paraguay ya empezaron a existir los institutos de arte, que empezaron a formarse poco a poco en la década anterior con la idea de formar la carrera de artes visuales. Por lo tanto, esta década se destaca por una repentina valoración hacia el arte paraguayo, gracias a las influencias de dichas instituciones como también por la influencia de los nuevos medios de comunicación como el Internet. Aparecieron nuevos artistas, se generaron diferentes concursos de arte y los artistas que trabajaron en décadas anteriores volvieron a presentar sus obras y a contribuir con el arte actual paraguayo.

Fuentes: 

Blinder, Olga; Escobar, Ticio; Plá, Josefina (1997) “Arte actual en el Paraguay 1900- 1995”Asunción, Ed. Don Bosco  

Colmán, R; Perez-Maricevich, F; Roldan, I; Sosa, C;   Ruiz Diaz, A (2010) “Historia Cultural del Paraguay 2º Parte” Asunción, Ed. El Lector

Anuncios