Etiquetas

, , , , , ,

NEOCLASICISMO

El Neoclasicismo es un movimiento estético que vino a reflejar en las artes los principios intelectuales de la Ilustración. Surgió durante el siglo XVIII, comenzando como un movimiento filosófico y abarcando el ámbito cultural y social ligado a los ideales revolucionarios. Durante este periodo se produjo la caída de las monarquías absolutas y  la separación de la Iglesia con el Estado, de manera tal a que la religión cristiana dejó de ser el poder central de la sociedad. Los historiadores viajaron a Grecia y Roma, con el objetivo de buscar y encontrar obras antiguas, para conocer a las culturas de la Antigüedad. Por primera vez, se realizó una bibliografía sobre la arqueología, de la cual salió el libro “Historia del arte de la antigüedad” de Winckelmann, un admirador de la cultura griega y que recopiló información sobre la civilización griega y la civilización romana. El artista más reconocido del Neoclasicismo es Jacques Louis David, quien reprodujo los principales hechos de la revolución francesa y exaltó los mitos romanos. Una de sus obras más famosas es “Juramento de los Horacios”, donde se puede reflejar claramente la influencia del arte romano antiguo dibujando a los personajes de manera proporcionada y con expresiones típicamente romanas.

ROMANTICISMO

El Romanticismo es una revolución artística, política, social e ideológica muy importante, que surgió como una reacción contra el racionalismo de la Ilustración y el Clasicismo. Los principios del romanticismo son la libertad, el individualismo, la democracia y el nacionalismo. Al contrario que los clasicistas, los artistas románticos rechazaron las normas y reglas, dándole a sus pinturas una gran importancia a los colores, la luz y la representación de la naturaleza, así como también el amor a la nación, a los héroes y a sus propios sentimientos. Los artistas más característicos de este movimiento son Gericault y Delacroix. El primero, considerado el fundador del romanticismo, enfocó sus obras en el realismo, representando el sufrimiento de las personas y la vida cotidiana. Delacroix se interesó por los acontecimientos históricos, así como también realizó viajes al extranjero y retrató a diversas personas provenientes de los países que visitó. Ambos fueron considerados maestros del color, representando movimiento y energía en sus obras. Porque lo importante era representar los sentimientos y sensaciones, algo que no podian brindar las clásicas obras de personajes pasivos e idealizados.

PAISAJISMO

El paisajismo inglés hizo su aparición entre los años 1770 y 1840 como un nuevo concepto de la historia del arte: el concepto de lo “pintoresco”. Predomina el uso de la acuarela, convirtiéndose en una característica nacional inglesa. Durante este periodo aparecieron una serie de artistas que, alcanzaron un altísimo nivel. Estos artistas buscaron sitios y lugares donde pudieran reflejar emociones, recuerdos y sensaciones, resaltando el misterio que nos brinda la naturaleza. Ese fue el espíritu de la noción de “pintoresco” que, cuando más tarde se convirtiera en un sinónimo del término “postal”, sería desvalorizada. Los destacados de este estilo artístico en Inglaterra fueron John Constable y W. Turner. El primero se caracterizaba por sus paisajes hechos al aire libre, donde reflejaba claramente el clima y las diferentes tonalidades de la naturaleza en distintas horas o estaciones. Turner trabajó con la acuarela, interesándose por los paisajes marítimos y los movimientos que éstos ocasionaban en diferentes situaciones.

COMIENZOS DE LA FOTOGRAFÍA

La fotografía, antiguamente, era un procedimiento que permitía fijar y reproducir, a través de reacciones químicas y en superficies preparadas para ello, las imágenes que se recogían en el fondo de una cámara oscura. El daguerrotipo fue el primer procedimiento fotográfico cuyo creador, Louis Jacques Mandó Daguerre, lo inventó con el objetivo de reducir el tiempo de exposición de la placa y fijación de la imagen. El aparato fue anunciado y difundido oficialmente en el año 1839. En 1827 inventó el diorama, un espectáculo a base de pinturas y efectos luminosos que representa, en tres dimensiones, una figura cualquiera. Con el daguerrotipo, la imagen se formaba sobre una superficie de plata pulida, como un espejo. La imagen revelada se formaba con partículas de aleación de mercurio y plata, ya que el mercurio produce amalgamas en la cara plateada de la placa. Previamente esa misma placa era expuesta a vapores de yodo para que fuera fotosensible. Algunas de sus obras fotográficas son “EL Boulevard du Temple en París” (1838), “El taller del artista” (1837) y “Barcelona” (sin fecha). En estas fotos se puede apreciar los detalles, tanto de los objetos como de las construcciones arquitectónicas, reflejando, de esta forma, cómo una foto podía ser mucho más precisa que una pintura o cualquier otro procedimiento artístico.

Anuncios