Etiquetas

, , , , , , , ,

Fueron muchos los artistas que trabajaron con la naturaleza muerta. Pero el único que se dedicó exclusivamente a ese tema fue el artista holandés Willem Claez Heda. Las características de todos sus cuadros es que representan, tanto la comida como los utensilios, en el momento en que finaliza la cena o el banquete: las naranjas ya se encuentran peladas, las copas están acostadas o con poco vino e, incluso, hay platos que se encuentran al borde de la mesa, como si estuviesen a punto de caerse. Con la presentación de los restos, la intención del artista es el de reflexionar sobre la fugacidad de los placeres humanos. No importa qué apetitosa se vea un manjar, o cómo es colocado cada bocadillo y copas. Al final, todo termina en desorden y desaparece en cuestión de segundos. Las imágenes incentivan al apetito, al placer alimenticio y al encanto del manjar. Dan ganas de querer disfrutar de esos banquetes, sobre todo por los enfoques a los alimentos, todos con muchos detallismo y tendiendo a la monocromía, pero dándole al mismo tiempo el destaque que se necesita para abrir el apetito y desear un pastel de carne picada o una naranja jugosa.

Anuncios